HOMIjuhRdUs

Hoy os vamos a hablar del pedal de distorsión Friedman Be-OD. Es un pedal de overdrive basado en el mítico amplificador BE-100. Este ampli es un clásico del sonido americano de rock. Es un amplificador muy caro, y muy poco asequible para el guitarrista de a pie.

El Friedman BE-OD se basa en el canal de saturación de ese mítico amplificador de guitarra. Los resultados son excelentes. El comportamiento, la compresión y la dinámica que ofrece este pedal de efectos es muy similar al BE-100.

Tiene 6 potenciómetros. En primer lugar vemos el que corresponde a los graves y a los agudos. Es una equalización estándar para poder ajustar nuestro amplificador y la guitarra que tengamos, dependiendo de si monta pastillas single coil o pastillas humbucker. Después tenemos el volumen y la ganancia. Con el potenciómetro de la presencia podremos ajustar las frecuencias altas y con el potenciómetro del tide podremos ajustar las freciencias bajas. Estos dos potenciómetros nos permiten ajustar al detalle y son básicos para poderlo acoplar a cualquier amplificador.

Este pedal está pensado para poderse conectar directamente a cualquier amplificador de válvulas en el canal Clean. Ofrece un sonido muy singular en las frecuencias medias. Tiene un ligero scoop, una bajada de medios, que se distancia del sonido que todos conocemos del Ibanez Tube Screamer.

Su particular sonido sorprenderá al guitarrista lead que quiera utilizarlo en sus solos. Siendo un pedal que suena francamente bien, la zona de los medios tiene un sonido muy particular. Sin embargo, el comportamiento, la dinámica y la ligera compresión que añade cuando el gain es muy apretado y bajamos el tide es impresionante.

En Sonogram lo hemos probado con 3 amplificadores de válvulas muy diferentes: Un Vox AC30, un Fender Supersonic y un Mesa Boogie Lone Star. Con los 3 ha funcionado muy bien, pero nos ha costado más con alguno de ellos. También hemos querido probarlo en un amplificador de transistores y la combinación también ha sido muy buena.

Si quitamos la tapa trasera, podemos introducir un destornillador para ajustar el nivel de gain. La ganancia que viene predeterminada en el Friedman BEOD es excesiva. Por ello se agradece mucho que la marca nos de la opción de poder modificarlo a nuestro gusto. También podemos subirlo y así conseguir un crunch más potente.

Por último, comentaros que no se puede alimentar mediante pila. Sin embargo, si podemos alimentarlo mediante fuente de alimentación de 9V o de 18V, consiguiendo en esta última opción un mayor headroom y mayor nitidez.

En el vídeo que encontrarás en la parte superior puedes ver esta review en vídeo, totalmente en español, contada con ampliación de detalle. Y en este otro vídeo tienes la demo para que puedas escuchar el pedal de FX Friedman BE OD con todo lujo de detalle.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies